GLOSARIO: Percepción Cognitiva

En la categoria:

La percepción cognitiva incluye, además de los sentidos escuchar, ver, oler, saborear y sentir, la forma en que tratamos la información. Mientras que la percepción se refiere a las formas de obtener información de nuestro entorno, la cognición describe procesos como recordar, aprender, resolver problemas y orientación.

La percepción y la cognición del software y de las webs están vinculadas a una alta usabilidad, es decir, a la mayor calidad de uso posible. La concepción, el desarrollo y la evaluación de las soluciones de software y hardware dependen de la percepción cognitiva, de modo que es fácil para el usuario utilizar una aplicación tecnológica de forma sensata y apropiada.

Esto se expresa en diferentes paradigmas de programador como en el diseño de interacciones o en la usabilidad web. Considerando las habilidades cognitivas de los usuarios y las características de sus interacciones, los diseñadores y programadores web intentan hacer que las aplicaciones técnicas sean más fáciles de usar, sin descuidar los principios estéticos.

Información general

Como absorbemos aproximadamente el 80% de nuestra información del medio a través de nuestros ojos, el diseño de sitios web y aplicaciones es un aspecto particularmente importante de la facilidad de uso. La percepción visual se ve influenciada por impulsos ópticos.

Texto, estructura de texto y formato, imágenes, animaciones, gráficos y vídeos son características importantes de sitios web y aplicaciones interactivas. La dificultad radica en el hecho de que la percepción visual de los sitios web tensa los ojos, y la información debe ser presentada de manera que esta tensión sea la menor posible. Son muchos los factores que intervienen en ello, y dependiendo del objetivo de la aplicación, existen diferentes reglas a tener en cuenta, que son temáticas durante los procesos de ingeniería de usabilidad y diseño de interacción. [1]

Se utilizan influencias de la psicología, la fisiología, la lingüística, la tecnología de la información y el diseño de medios para ofrecer al usuario, en la medida de lo posible, lo que espera. Procesos como resumir, comprender, aprender, recordar o tratar con información son un reto adicional para el diseño de sitios web y aplicaciones cuando el objetivo es una experiencia de usuario excepcionalmente buena.

Aplicación práctica

En la ingeniería de usabilidad, existen muchas reglas sobre cómo deben crearse los sitios web y el software para que el usuario pueda percibir y comprender la información fácilmente o pueda interactuar con ella.

  • Arquitectura: Durante la planificación de la página web, se puede elegir la arquitectura de información para que la página web sirva a las necesidades centrales del usuario, logrando así su objetivo.
  • Estructura: La estructura de las diferentes páginas web y su descripción lingüística influyen en la navegación del usuario. A través de definiciones sencillas y útiles, el sitio web puede ayudar al usuario a comprender el contenido (y estas decisiones semánticas también influyen en la optimización de los motores de búsqueda). Ejemplos de esto incluyen URLs significativas y barras de menú intuitivas.
  • Diseño/layout: Un concepto similar se aplica a la presentación óptica de la información: ciertos colores de fondo pueden dificultar la lectura, mientras que los colores complementarios hablan a los sentidos del usuario. Las áreas en las que se encuentra una determinada información también definen la rapidez con la que se puede acceder a ella y si se puede acceder a ella; existen diferentes modelos para ello, por ejemplo, el modelo en forma de F o el modelo en forma de Z.
  • Interacción: El diseño de la interfaz trata principios tales como la forma en que se produce la interacción entre el usuario y el sistema informático. Estos aspectos han aumentado en importancia con la creciente popularidad de los teléfonos inteligentes o dispositivos móviles con pantallas pequeñas. La interacción con un sitio web se determina, por ejemplo, también con la intención de búsqueda. Los usuarios tienen intereses diferentes. Buscan información, productos o se fijan en el siguiente paso y botones de llamada a la acción. Con el diseño web, los aspectos psicológicos pueden ser útiles para satisfacer las expectativas del usuario.

Importancia para la usabilidad

La cognición y la percepción son dos áreas que, en cierto modo, son los primeros puntos de partida para una buena experiencia de usuario con el uso web y software. Construyen las bases con las que debe comenzar la interacción de las personas y las máquinas. Debido a que las personas absorben y procesan la información de maneras particulares, los sitios web y las aplicaciones tienen que orientarse a las áreas de la psicología, la tecnología de la información o la biología.

Una web, que tiene en cuenta estos diversos factores, en parte muy complejos, no sólo será fácil de leer y contribuirá a la absorción de la información, sino que también tiene en cuenta ciertos principios de usabilidad y proporciona una experiencia de usuario fantástica. Los sitios web deben estimular la interacción y ajustarse a las expectativas de los usuarios, de modo que las necesidades de los usuarios sean anticipadas. Sólo entonces se puede considerar la usabilidad. De no ser así, esto podría tener una influencia negativa en el porcentaje de rebotes y en el número de usuarios que permanecen en la página[2].

Para una mejor experiencia del usuario, también se puede utilizar la computación cognitiva, mediante la cual un sistema informático aprende de forma independiente a partir de las experiencias. En el comercio electrónico, los algoritmos se utilizan, por ejemplo, para evaluar el comportamiento del usuario y ofrecer a los clientes recomendaciones de productos basadas en estos datos. Incluso Google utiliza este tipo de técnicas para proporcionar mejores resultados a la consulta de búsqueda del usuario.

Referencias

[1] [2]

WhatsApp chat